Mujer asegura que ser vegana la ayudó a superar el cáncer terminal que le diagnosticaron

Solo le dieron seis meses de vida, pero ella se aferró y decidió cambiar sus hábitos alimenticios.

En los últimos años, ser vegano ha aumentado. Muchas personas por diversas razones han optado por este estilo de vida. Uno de sus motivos es porque quieren pararse frente al mundo. Pues, el que piensa que ser vegano es una moda, no está en lo correcto.

De acuerdo a The Vegan Society, en Inglaterra en los últimos cuatro años el número de personas que se declaran veganos han crecido exponencialmente. Las razones por las que la gente adopta este modo de vivir son variadas. Algunos por salud, por la defensa de los derechos animales, por gusto o por otro motivo.

Sea cual sea la razón, todas son válidas. Además, los que han tomado la decisión de ser veganos coinciden en que trae un invaluable bienestar personal. Penny Lown, una mujer de 55 de Cornwall, es una de ellas y su caso es impresionante. Ella asegura que ser vegana la ayudó a superar el cáncer.

Cuando los médicos le diagnosticaron el cáncer de páncreas en fase terminal le dieron seis meses de vida y máximo un año.  Aunque el resultado fue devastador, la mujer decidió intentarlo de todas las formas. Pensó que cambiar sus hábitos alimenticios y comenzar una vida saludable la salvaría. Y así pasó.

Además, de las quimioterapias y las cirugías del tratamiento, Penny decidió adoptar el veganismo como estilo de vida. Después de haber pasado por las cirugías se sintió como un animal indefenso y herido. Entonces no quiso comer nada que involucre al sufrimiento de los animales. Sentía que ella era ese animal, sufriendo en manos del destino.

Tras su tratamiento, Penny tuvo que cambiar su dieta, obligatoriamente. Cuando su cuerpo se curó y sanó, solo pudo darle combustible ‘puro’. Cuando más lo hacía, se sentía mejor y no quiere pasar el resto de su vida sintiéndose ansiosa por la posibilidad de que el cáncer vuelva a aparecer.

Su bienestar no es solo físico. Tras su experiencia y su cambio en la alimentación, asegura que su visión del mundo cambió. Ahora mira la vida de otra manera y se preocupa tanto en su condición física como de su estado emocional y espiritual.

Creían que su bebé era feliz porque siempre sonreía, pero se trataba de un tumor

El olor del recién nacido genera un efecto adictivo en el cerebro